Hola, me llamo Anna Albeza y quisiera compartir con vosotros mi experiencia de haber asistido al módulo II, Educación Holística, impartido por Julio Ferreras, el 4 de diciembre del 2016, en el centro Padma, sede de la Escuela de Educación Holística ARCO IRIS en Alicante.

Trabajo en nuestro sistema educativo desde el año 1993, como profesora en un instituto público de secundaria… muchos años en la ‘enseñanza’. He vivido los grandes cambios de nuestro sistema educativo y de nuestra sociedad, que mis alumnos reflejan. Aunque actualmente se pueden destacar cosas muy buenas en nuestros centros educativos, gracias a la gran labor de muchos docentes, más que al sistema en sí, es innegable la existencia de una gran crisis educativa y en la juventud; de ahí, mi gran interés en asistir a los módulos que configuran el programa formativo de la Escuela Arco Iris.

Por otra parte, mi interés no es sólo profesional, también es personal, porque como ser humano me debo, bueno, nos debemos una educación completa, que nos guíe en nuestra vida hacia la meta común en esta tierra: la felicidad, la salud, la alegría, la paz y la autorrealización de cada uno de nosotros.

Abajo encontraréis ‘mis’ pinceladas de la charla que nos dio Julio Ferreras. Espero que os  resulten interesantes y os animen a profundizar más y a escuchar la charla completa de Julio, en la web de la escuela.

Por último, dar las gracias a todas las personas que, con su esfuerzo y horas de dedicación altruista, no sólo hacen posible que este curso sea una realidad en Alicante, sino que consiguen que estos días de curso sean días de compartir y convivir en alegría.

PINCELADAS DE LA CHARLA DE JULIO FERRERAS SOBRE EDUCACIÓN HOLÍSTICA

‘ La educación es la base del mundo nuevo’ Betrand Russel

‘ Educación es el arma más potente para cambiar el mundo’ Nelson Mandela

‘ No llego a comprender el porqué siendo los niños tan inteligentes, son los adultos tan tontos, debe ser fruto de la educación’ Alejandro Dumas hijo; o como puntualizó Julio, de la falta de verdadera educación.

El primer punto en el que Julio se centró fue en hacernos ver la diferencia entre educar y enseñar.

Para ello, analizó con detalle el sistema de enseñanza convencional, basado en un sistema político neoliberal, patriarcal, autoritario, dogmático, en el que siguiendo el modelo basado en la revolución industrial se depreda a la naturaleza. Nuestro sistema actual es un sistema materialista, basado en la ciencia clásica mecanicista, fragmentaria, que opone a los individuos, a los países… trata las entidades de forma separada; es una lucha de opuestos, todo es oposición, competición y, por tanto, convive con la violencia.

Es un sistema  que busca la “felicidad” a través del éxito material,  del triunfo inmediato, ya que sólo importa lo material, lo externo…”la realidad”. El niño se ve obligado a memorizar conocimientos del exterior, sin llegar a digerirlos, sin interiorizarlos, pues en ellos no se tienen en cuenta sus intereses, sus inquietudes. Esta enseñanza tradicional se centra en el profesor, considerando al niño como un recipiente vacío que se ha de moldear para crear ciudadanos autómatas en una sociedad consumista; es por tanto un sistema de respuestas, donde las preguntas no son bienvenidas, ya que el objetivo es uniformizar para controlar. Es por tanto, la nuestra, una enseñanza incompleta, donde sólo se desarrolla la mente racional y palabras como alma, espíritu, conciencia, vida, sacrificio, perdón, laicismo, espiritualidad…son palabras proscritas.

Asimismo nos hizo ver la situación actual de la educación en nuestro país, al comparar nuestro sistema educativo con países como Finlandia y Japón, en donde ser un educador tiene un gran prestigio. En Finlandia, por ejemplo, sólo acceden a la Facultad de Educación el 10% de los alumnos que lo solicitan. Aquí, en España, no tenemos claro ni lo que es un educador ¿Es un coordinador?, ¿o es un formador?, ¿o un tutor?, ¿o quizás un cuidador?. Esta confusión indica el vacío y la realidad de la educación en nuestro país, con un profesorado infravalorado; un país en donde no se invierte en investigación pedagógica. Indica, en definitiva, la necesidad de una escuela o facultad de educadores, donde se forme a los educadores del futuro, porque en nuestra sociedad, la profesión de educador no ha alcanzado el estatus al que tiene derecho, en la escala de valores intelectuales.

A continuación nos explicó en qué consiste  la educación holística.

Citando a Ramón Gallegos, un gran educador holístico con renombre internacional:

” El aprendizaje de la felicidad es el aprendizaje más importante en la educación del siglo XXI”

A Albert Ferrer:

” La física mecanicista se olvidó de la vida y por ello de la consciencia. La consciencia ha sido expulsada del aula de la escuela moderna, como el amor y otros temas… así nos va. La vida y la conciencia no tienen explicación mecanicista y deben estar en el centro de la educación, junto a la persona humana que es el centro de la vida misma”.

Albert Einstein:

” O la educación pone encima de la mesa la consciencia o no es educación”

La palabra “holística” proviene de la palabra griega “holos”, que significa todo; por tanto, la educación holística es una educación integral y total, en la que la vida y la consciencia constituyen su centro. Así pues, se tiene en cuenta la parte subjetiva del ser humano como ser espiritual, mental, emocional, biológico y físico que es, así como su relación con todo lo que le rodea. La nueva educación nace del nuevo paradigma de la ciencia, que ha descubierto que todo está relacionado, que no hay nada que se encuentre separado, es decir, de las ideas de totalidad, unidad y síntesis, presentes en la física cuántica y en la psicología transpersonal.

La Educación Holística es una educación creadora, creativa, espiritual, que da vida, una  educación laica, pública, ecológica y global. Es una educación que se puede sintetizar en la Declaración Universal  de los Derechos Humanos de 1948 o en la Carta  de la Tierra, que recoge que somos una única familia humana, una sola comunidad con un destino común; o en la Declaración de Chicago, o en la Declaración de Venecia.

Es una educación centrada en el niño, que se apoya en la familia: los padres desarrollarían un papel clave y a ellos también se les tendría que formar, al igual que a los profesionales de la educación, ya que ambos tendrían que ir de la mano.

Una educaciónón que educa enseñando, o enseña educando, o educa y, después, enseña. Una educación para la vida, no para los exámenes, ya que la Educación Holística es un aprender a vivir, que ayuda al niño a que fluya con la vida.

Como dijo el filósofo y matemático inglés Alfred Whitehead:

” Sólo hay una materia en educación: la vida y todas sus manifestaciones”

La Educación Holística es pues la Educación guardián del tesoro mundial: nuestros niños.

Tu dirección no se hará publica. Required fields are marked *

*