Con enorme alegría diré, que el pasado 6 de noviembre comenzó su andadura, en Alicante, la Escuela de Educación Holística Arco Iris, siguiendo los pasos de su hermana mayor, la Escuela Arco Iris de Córdoba. Y lo hizo en Polop, en la preciosa casa que nos cede Bea, con el curso “LA EDUCACIÓN ANTES DEL NACIMIENTO”, cuyo primer módulo, La Educación del siglo XXI, fue impartido por Valentín García, Naturópata y conferenciante.

Asistí al mismo en compañía de Rolf, mi marido, y de mi hermana Anna. Y el poder hacerlo, ha sido, para mí, un gran privilegio, pues admiro profundamente a Valentín y, además, el tema suscitaba en mí un gran interés. Pero también lo es el poder asistir, cada mes, a los cursos que se impartirán en la escuela, pues ya era conocedora, desde sus inicios, de la Escuela Arco Iris de Córdoba, y quería haber asistido allí, pero no me fue posible.

Y centrándome ya en este módulo, decir, que Jesús Moreno, Director de la Escuela de Alicante, fue quien hizo los honores de presentar a Valentín, con el entusiasmo que lo caracteriza.

Valentín dio comienzo a su exposición enumerando algunos aspectos relevantes del momento actual, en torno a la educación:

En primer lugar hizo referencia a la obsolescencia del paradigma cartesiano (Descartes).

  • A continuación y, según dice la Sabiduría Ancestral, comentó que nos encontramos en los comienzos de la Era de Acuario y que hemos dejado atrás la de Piscis.
  • Otro factor importante es el aumento en el nivel de conciencia alcanzado por gran parte de la humanidad, que se encuentra en el umbral, a punto de dar un salto cualitativo hacia el nacimiento del Principio Crístico en el corazón de toda la humanidad.
  • También dijo que, en la actualidad, nos encontramos ante el lento surgir de un nuevo ser humano, “el ser humano de Consciencia”, que posee percepciones diferentes a las del hombre común, mayor sensibilidad, etc… Se habla del nacimiento de niños ÍNDIGO, niños con un nuevo modelo de la glándula pituitaria.

Hizo alusión a la necesidad de disponer de herramientas de autoconocimiento, como la Psicología, la Astrología Espiritual,.., para descubrir nuestras habilidades, pues cualquier persona tiene capacidades para embellecer el mundo, en cualquier actividad humana.

Mencionó también, la importancia de conocer los 5 rayos del niño, el del Alma, el de su personalidad, el mental, el de las emociones y el de su cuerpo físico.

Y buscando los orígenes de la palabra EDUCAR, dijo que proviene de “EDUCERE”, que significa extraer desde el interior. Sin embargo, la actual educación es una mera transmisora de datos y esto no es educar. La verdadera educación trata de sacar al niño de sus limitaciones, para que pueda expresar su verdadero potencial interno.  Educar es sacar lo mejor de cada niño, de cada ser humano  y, para ello, es necesario ver al niño con ojos diferentes.

Me llamó especialmente la atención, la importancia que le dio Valentín a que debemos focalizar nuestra energía en “CONSTRUIR”, “hay que poner LUZ donde existe oscuridad, no luchar contra ella”, pues las estructuras de Piscis están caducas y caerán por sí mismas. Por lo tanto, no nos focalicemos en ellas, sino en desarrollar la intuición, para sintonizarnos con las nuevas energías de la nueva Era que está comenzando.

Y tras un breve descanso, para tomar un refrigerio, Valentín dio comienzo a la segunda parte de su exposición, planteando la necesidad que tiene la nueva educación de acortar la distancia entre nuestro ser (el alma) y los 3 aspectos de la personalidad (el cuerpo físico, el emocional y el mental inferior), que son los instrumentos encargados de manifestar el Propósito del alma. Pero eso sólo será posible con una nueva educación que nos capacite para escuchar los sentidos internos. Y un medio para lograrlo es observar el proceso de la respiración (inspirar y espirar), yendo hacia adentro y hacia afuera. Por ello, se recomienda introducir LA MEDITACIÓN a partir de los 7 años, pero de una forma lúdica y a través del ejemplo de los padres.

Es importante conocer las etapas de desarrollo del ser humano y sobre ellas, Valentín, hizo una breve exposición. A los 84 años = 12×7 (doce septenios) el ser humano puede completar su ciclo.

También mencionó la importancia de conocer nuestra constitución y de saber quiénes somos, desde el punto de vista holístico. En educación debemos trabajar con la “LEY DE ANALOGÍA”, “como es arriba es abajo” (Hermes Trismegisto)

Y tras una intensa mañana, pudimos disfrutar del cálido sol de otoño, en el jardín de la casa, donde compartimos la comida que habíamos preparado con todo nuestro cariño. Después, algunos aprovechamos ese pequeño descanso para dar un paseo y otros para charlar o para disfrutar de la paz que se respiraba en el jardín.

A continuación, Nuria nos sorprendió con una actividad lúdica de la que disfrutamos todos, niños y no tan niños.

Cuando retomamos el hilo del curso, ese momento se destinó al turno de ruegos y preguntas. Hubo mucha participación por parte de los asistentes, reflejo del enorme interés que despertó este módulo.

Una vez que se dio por concluido el curso, mostramos a Valentín, con un caluroso aplauso, nuestro enorme agradecimiento por compartir sus conocimientos de forma tan desinteresada.

Me gustaría aprovechar este testimonio para agradecer a todos los que han hecho posible que esta escuela haya llegado hasta nosotros.

Gracias Valentín por traernos tu profundo saber a esta tierra del Sureste de España y por tu  presencia.

Te esperamos con los brazos abiertos, para el próximo módulo que impartas.

Merche Albeza

Tu dirección no se hará publica. Required fields are marked *

*