Testimonio de Antonia Ortega:

Con gran ilusión y entusiasmo los colaboradores de la Escuela Arco Iris, preparábamos todo, para que el Modulo I de esta segunda parte de la Escuela Arco Iris se realizara con éxito, el pasado sábado 12 de Marzo.

Entusiasmados por la gran asistencia de personas, madres, padres, abuel@s, y niñ@s que asistieron a compartir ese día, a conocer  la sabiduría de grandes maestros de la Educación, que Julio Ferreras con su experiencia, conocimiento y saber fue capaz de transmitirnos, sintiéndonos con ello plenamente satisfechos de conocer ese apasionante mundo de la Infancia.

Julio fue tan claro, tan sencillo, tan didáctico en sus exposiciones, que nos dejó boquiabiertos, en los cuatro periodos en los que repartió sus intervenciones a lo largo del día, y que están perfectamente recogidos en los 4 videos que Emi y Pilar nos grabaron, para poder escuchar y re-escuchar cuando  queramos, y que están colgados en la página web Escuela Arco Iris, y en su blog de las Montañas Azules.

A su vez los niños y niñas que asistieron acompañando a sus madres, padres y abuelos, tuvieron la oportunidad de disfrutar en un día que aunque amaneció fresco, el sol lució y permitió que pudiesen jugar con la tierra, sentir como podían con sus manitas plantar determinadas semillas, plantas etc., , que podrán  ver cómo crecen a lo largo de estos meses, bajo la supervisión de Nataly,  de igual manera tuvieron la oportunidad de mover sus agiles y elásticos cuerpos a través de asanas de Yoga, que Fran y Jóse (profesores de yoga del Quiñón) de manera voluntaria les enseñaron, pasearon por la naturaleza, jugaron, se descubrieron, manifestando en sus caras la alegría y el placer de vivir una jornada muy especial, se hicieron amig@s y quedaron para el próximo encuentro el sábado 16 de Abril.

Julio preparó todo el seminario, basándose en las pedagogías de grandes maestros, Rudolf Steiner, María Montessori etc., siendo gran defensor de la pedagogía Waldorff, por usar esta métodos completamente naturales, con recursos naturales, siguiendo los ritmos naturales de los niños, en lugares enclavados en la naturaleza, y siendo educadores, padres y madres los responsables al unísono de la  educación del niño, teniendo a este como protagonista del proceso, no como decía María Montessori que “Los niños son los ciudadanos olvidados”, o haciéndolos crecer como adultos sin alas, o adultos bajitos, como la Educación oficial propone. No en vano en Finlandia el 80% de los niños-niñas son educados siguiendo esta pedagogía.

No tenemos suficiente conciencia ni padres ni educadores, del valor y el poder que encierra un niño, desde su nacimiento hasta pasada la adolescencia, tanto es así que Julio lo simboliza de tres maneras, como la semilla que encierra en sí todas las capacidades para ser y crecer como lo que es, si se le da el terreno apropiado, el aguay la luz necesarias.

Como la piedra, en la que se sabe ver la más hermosa escultura que encierra y que basta sólo con modelarla y quitarle lo que le sobra.

O  como el barro del que pueden obtenerse las más preciosas vasijas.

Todo va a depender de las manos del agricultor, del escultor y del alfarero que tenga en sus manos esa materia prima, y sea capaz de sacar todas las capacidades que en si misma encierran.

Para Julio, no hay nada más importante que la Educación. Los adultos de hoy somos la consecuencia de la educación recibida: violencia, consumismo, hedonismo, intolerancia etc., y por ende los adultos del mañana serán la consecuencia de la Educación de hoy, de ahí la importancia del tema tratado, la importancia de proyectos como la Escuela de Educación Holística Arco Iris, y de la responsabilidad que debemos tener,  si deseamos un mundo mejor.

Nos comentaba Julio que las 3 etapas en las que se desarrolla el niño, tenía relación con las 3 naturalezas del ser humano, esto es:

De 0-7 años es la etapa de la imitación, del ejemplo, de la BONDAD más absoluta. En esos 3 primeros años el niño aprende a hablar, andar y pensar, pareciera como un milagro, y ciertamente lo es, no existe razonamiento mecanicista que explique, si no es por influencia divina, que en solo 3 años un ser pueda aprender lo que aprende un niño (sólo un niño puede aprender varios idiomas con solo 2 años). Desarrolla su naturaleza física

De 7-14 años se desarrolla la capacidad de Imaginación, sus emociones. Descubre la BELLEZA. Relacionado con su naturaleza Emocional.

Con más de 14 años, se desarrolla, la capacidad de razonamiento y la VERDAD. Relacionado con su naturaleza Mental-Espiritual.

Respetar el ritmo de cada niño, conociendo estas etapas es permitir que sea un adulto sano, física, emocional y mentalmente como se respeta el ritmo de un almendro o de una margarita, para que cada uno sea lo que realmente es, desde una visión holística, que comprende algo más que integral, ya que incluye la dimensión espiritual: “Cada niño es un mensaje del Mundo Espiritual”.

Os invito a que escuchéis los videos para poder conocer la inmensa cantidad de detalles que Julio nos ofrece de cada una de estas etapas antedichas, reproducirlas aquí, sería un atrevimiento por mi parte, del que no me siento capaz.

De Igual manera os invitamos, cuando podáis venir a compartir con nosotros algún módulo, ya que aunque los videos nos dan los conocimientos, la presencia física no da la energía para ponerlos en práctica.

Vayan mi enorme agradecimiento a Julio, colaboradores de la Escuela, profes , que todos participan de manera altruista, asistentes y a los niños-as que ese día dieron un toque de alegría y color.

Tu dirección no se hará publica. Required fields are marked *

*