TESTIMONIO / RESUMEN

MÓDULO VIII: “CONCEPCIÓN Y GESTACIÓN” (1ªParte) 14-Nov-2015.

Con entusiasmo y alegría seguimos andando y compartiendo este proyecto educativo,  en la confianza y el aprendizaje que nos trae a todos.

Hoy contamos de nuevo con la presencia del coordinador de la Escuela Valentín García López, que impartirá el Módulo VIII titulado “CONCEPCIÓN Y GESTACIÓN” (1ªParte).

Dando la bienvenida a los asistentes, Valentín agradece también a 2 amigos que han viajado desde Alicante para compartir este encuentro: Jesús, profesor de Enseñanza Secundaria desde hace 20 años en Alicante; y Fernando, que está al frente de un Centro importante de Terapias Naturales, que cubre varias áreas: (Educación y Salud), por lo tanto, vienen a conocer esta propuesta de cerca, y “a vivirla”  con todos. Nos acompaña además un estupendo día soleado ¡qué más se puede pedir!…

Valentín da paso al Módulo, que contará hoy con una 1ªParte ya que es muy extenso el tema para un solo día,  y la 2ª Parte será en el mes de enero…

Con este titular: “Hace falta una Escuela especializada en una educación prenatal holística que tenga en cuenta todos los aspectos de la gestación: el físico-etérico, el emocional, el mental y el espiritual”.  Os presento a continuación un resumen de los apuntes facilitados por Valentín. Y os animo a verlos completos, visitando la web: escuelaarcoiris.org

“La mujer en el periodo de gestación tiene la llave de las fuerzas de la vida… Podemos decir que: 1. La conciencia del nuevo ser existe antes de su concepción. 2. Este ser ya viene con su historia y tiene una personalidad bien definida. 3. Trae consigo las impresiones emocionales de sus existencias previas. 4. Estas impresiones son reactivadas por incidentes que ocurren en la vida fetal y en el momento del nacimiento.” 5. Ya feto, puede percibir los estados afectivos más sutiles y más complejos de la madre y reaccionar a ello. 6. Las emociones de la madre se graban profundamente en su psiquismo y sus consecuencias se harán sentir más tarde en la vida. 7. El recién nacido llega a nosotros con una historia que incluye vidas pasadas, experiencias en el útero y el trauma del nacimiento.”

Comenta Valentín: “Hoy daremos unos notas necesarias de cómo poder mejorar el acto sagrado de la concepción, para ello, recordaremos brevemente el Módulo ya impartido el curso pasado “El Ciclo de la Vida Humana” ya que para entender mejor la concepción es necesario no perder de vista este ciclo de la Vida humana”

Comienza explicando:

EL MILAGRO DE LA GESTACIÓN

“Según las tradiciones ancestrales, durante el embarazo transcurren ciertos procesos sutiles. Este proceso empieza en el momento de la concepción, un destello de luz proveniente del mundo espiritual. De esta manera, una sutil conexión con la energía de vida que proviene del Alma.

Debido a la presencia del alma el feto tiene una extraordinaria sensibilidad para recibir y registrar las más mínimas sensaciones de su madre. Puede percibir los estados afectivos más sutiles y más complejos y reaccionar emocionalmente en consecuencia. A partir de aquí, todo lo que le ocurra a la madre en esta etapa incidirá en el feto. Cada emoción, cada circunstancia difícil o traumática que experimente la madre  influirá. A medida que se desarrolla el cuerpo del bebé en el vientre materno, ya puede experimentar intensos sentimientos provenientes del exterior o del interior de la madre.

Esta maravillosa sincronización puede ser interrumpida por situaciones o por factores externos, lo cual dependerá de la influencia que ejerce la madre; si lleva una vida conflictiva, la energía que emite influirá. Sin embargo, si se esmera por mantener moderación en todos los aspectos, se alimenta sanamente, no ingiere alcohol, drogas, ni fármacos perjudiciales, busca ayuda superior y procura rodearse de armonía, ello repercutirá favorablemente en el bebé.

En los lugares densamente contaminados, en especial si existen energías que provienen de pensamientos negativos, cualquier cosa que produzca malas vibraciones, como determinadas músicas, esto perjudicará al bebé, que después podrá afectar su vida una vez adulto.

En caso de vivir en un ambiente materialista, el resultado son niños con indiferencia al mundo espiritual y con tendencias materialistas, el Alma cuando selecciona a los padres, ya sabe las lecciones que tendrá que aprender…

Cada oportunidad de vida es un reto que debemos superar, sin importar si hemos sido ayudados armoniosamente o no por nuestros padres biológicos. Hay ocasiones en que el alma elige padres que no le apoyarán, o lo harán de manera muy limitada, precisamente porque su karma le lleva a independizarse de la influencia externa para desarrollarse mejor. Por eso, a veces, se ven personas que después de un nacimiento no deseado y de una infancia difícil, sin muestras de cariño, han logrado desarrollarse como seres dedicados a sembrar amor y ayuda para los demás.”

¿EN QUÉ MOMENTO ENTRA EL ALMA EN EL CUERPO DEL EMBRIÓN?

“El Alma hace contacto con el embrión desde el momento que queda embarazada la madre. El Alma es quien proporciona la vida al embrión, le da su calor y hace que se mantenga cohesionado, formando en un todo organizado. El Alma a través del “hilo de vida” le hace llegar su energía. Desde el primer momento, el Alma se conecta a la zona que corresponderá al corazón, y a medida que se estructura más la porción que corresponde al cerebro, allí poco a poco se va anclando el extremo del “hilo de conciencia” asociado con la mente. El “hilo de conciencia” se ancla alrededor de los 4 meses. Sin embargo, ese hilo de conciencia no se queda anclado complemente hasta los siete años aproximadamente, que es cuando decimos que el niño adquiere “uso de razón”, ritualizado en todas las culturas mediante una ceremonia religiosa o laica.

En las personas adultas, esos dos hilos están unidos y se conoce como “el cordón de plata”. Durante las horas de vigilia, los dos hilos funcionan al unísono, y por eso decimos que la persona está despierta y tiene “vida y consciencia”. Durante la noche, al dormirnos, sigue anclado el hilo de vida en el corazón, pero el “hilo de conciencia” se retira del cerebro,  entonces salimos del cuerpo y dejamos de tener consciencia del mundo físico. Al despertar por la mañana, de nuevo queda anclado el hilo de consciencia en el cerebro, por eso nos despertamos.

Por tanto, la sabiduría ancestral afirma que desde el momento de la concepción, el Alma permanece unida al cuerpo. Y gracias a esa unión, el feto tiene vida.”

EL VERDADERO TRABAJO DE LA MADRE DURANTE LA GESTACION

“Las mujeres tienen una gran oportunidad para educar a sus hijos antes de que nazcan,  mientras están embarazadas. Allí el niño tiene todas las condiciones para aprender y después de su nacimiento podrá elaborar todo lo que ha aprendido. La madre es como un manantial y lo que mana de ella penetra en el niño, se transfiere al niño. La madre por tanto juega un papel crucial.

Si la mujer embarazada está animada por grandes ideas hacia la humanidad transmitirá a su hijo esas cualidades. Una vez que el niño ha salido del vientre, es independiente en sus pensamientos y sentimientos. Por eso, si la madre introduce en el niño todas sus cualidades de amor y sabiduría durante los nueve meses de gestación, su hijo tendrá esas mismas cualidades.

En el futuro antes de tener hijos se ayudará a los jóvenes y las parejas a tener un mínimo de preparación. La situación caótica actual, en el futuro mejorará porque habremos desarrollado más “consciencia”. La mayoría de las personas comprenderá que una de las tareas más importantes de la vida es traer un hijo al mundo,  un hijo que sea digno para la humanidad y para el planeta, capaz de evolucionar y ser un instrumento de la Verdad, la Bondad y la Belleza. Eso es lo que el futuro nos depara y podemos dar ahora los primeros pasos.”

¡Seamos pioneros!…

“Cada uno tiene que descubrir sus propios talentos. Ejemplo es que los dedos de la mano son cada uno distintos, pero unidos en una sola acción pueden realizar “milagros”. Lo Sagrado y Divino vive en cada persona, la “clave” está en nuestros ojos, en nosotros, en verlo … hay que bajar el Cielo a la Tierra…” explicó Valentín.

Con  estas palabras, y el sol entrando tras los cristales, fue el mejor depurador para los “átomos de la compresión” (permitidme la broma),  produciéndose una “mágica” simbiosis comunicativa en la Sala, con animadas preguntas de todos, ¡que interesante!  Valentín las iba respondiendo con dominio y una sabiduría que nadie dudaba. Consiguió ponernos  en contacto directo con el corazón de nosotros mismos… “Giró” una y otra vez, como el sistema solar, armonizando y contestando a todos con su luz propia, y la que le aporta su preparación y estudio de la Sabiduría Eterna durante tantos años.

En mi opinión, este Módulo ha sido, hasta ahora, el que más cerca ha tocado en la diana de este curso.

El camino se hace con cada paso que damos, y nos vamos encontrando en él, crecemos y decrecemos en distinta manera, pero lo que anida en nosotros, lo más sublime, el valor de todo, subyace debajo de aquello que nos impacta, y es lo que en verdad nos une, la belleza sublime del despertar…

Enhorabuena Valentín, gracias por compartir tu propio camino con nosotros, por ofrecer y dar…  Y sí, amigo, hoy nos has enseñado… “Enseñar” significa entusiasmar, significa el “revoloteo” cual mariposas tocando el corazón del que las contempla.

… Y la tarde continuó con este capítulo también de máximo interés:

LA GALVANOPLASTIA ESPIRITUAL

“Es la magia, o “milagro alquímico” -la Química sucede, la Alquimia se construye-, la puede producir la madre en el bebé durante el embarazo, para su posterior desarrollo espiritual, ¿Y cómo trabaja ella? A través de sus pensamientos, sus sentimientos, palabras y la vida que lleve…

Durante los nueve meses de gestación, la madre no solamente trabaja en la formación del cuerpo físico del niño; la mayoría de las veces, trabaja inconscientemente sobre el germen que el hombre le ha dado, creando condiciones favorables o desfavorables para el desarrollo de las diferentes características contenidas en ese germen. Muchas madres, por falta de información, desconocen la tremenda influencia de sus estados internos sobre el hijo que llevan dentro; piensan que cuando nazca ya se  ocuparán de él, lo cuidarán, lo alimentarán, lo llevarán a la guardería, a la escuela,  etc.

Durante la gestación, místicamente hablando, podemos construir un hijo que sea de oro y no de plomo. Porque aunque luego el niño deba vivir en las peores condiciones, ese niño será un niño noble, bueno, será incorruptible como el oro, si su esencia es pura. El periodo para producir la verdadera alquimia interior es la gestación, en ese periodo es posible transformar el plomo en oro, pero una vez que nazca el niño, ya es muy difícil lograr esa alquimia espiritual.

En la actualidad, muchos padres ya se preparan en la buena dirección., pero todavía tienen que aprender el lado sutil de la vida, el lado oculto de las cosas, el lado oculto de la gestación.

Dentro de las Escuela de Sabiduría, vendrán en un futuro la existencia de Escuelas especializadas en la “educación prenatal holística”, que van a tener en cuenta todos los niveles de la gestación, el físico-etérico, el emocional, el mental y el espiritual.”

INVESTIGACIONES EN LOS ÚLTIMOS DECENIOS

“En los últimos decenios hemos ido avanzando en la buena dirección, se vienen haciendo gran número de estudios sobre la vida del feto. Citar al Dr. Alfred Tomatis.  También al psiquiatra Thomas Verny quien empezó a hablar de “educación prenatal”. Pero todavía les queda mucho por aprender porque todavía no se ha penetrado en la actualidad en el lado sutil de la vida. Para comprender profundamente lo que sucede  durante la vida fetal, el primer punto es tener presente que la conciencia del nuevo ser ya existe antes de su concepción. La conciencia no depende del cerebro para su existencia, sino que necesita de él para su manifestación en el plano físico.

El segundo punto es que este ser que va a tomar posesión de ese embrión en formación trae consigo su historia, su personalidad bien definida a lo largo de muchas existencias previas, sus recuerdos y sus planes, el propósito a cumplir en la encarnación. De la interacción de su propia historia con la historia de los padres que va a tener, con la carga genética que estos padres le darán, y con el entorno social en el cual nacerá, dependerá su nueva experiencia en la vida física. De la interacción de esos factores, de su propia capacidad de adaptación a las nuevas circunstancias y del peso que cada uno de estos factores adquiera dependerá su vida, sus posibilidades y el grado de desarrollo que alcancen los proyectos que traiga para realizar en esta existencia.”

EL PODER DE LA MUJER EMBARAZADA

“El poder de la mujer gestante reside en el proceso de galvanoplastia espiritual del que hemos hablado. En el momento de la concepción, el padre da el germen, este germen puede ser el de un hombre vulgar, pero también puede pertenecer a un ser muy evolucionado, y la madre, por su actividad formadora psíquica, puede favorecer o por el contrario obstaculizar la manifestación de las tendencias contenidas en el germen.

Pongamos un ejemplo. Supongamos que el padre posee grandes cualidades intelectuales y espirituales: puede transmitirlas a sus hijos, pero si la madre durante la gestación se deja llevar por una vida desordenada y por estados de consciencia inferiores, obstaculiza la manifestación de todas esas buenas cualidades. Pero también es cierto lo contrario, una mujer puede recibir del hombre un germen tosco o vulgar,  pero si sabe trabajar con sus pensamientos y sentimientos durante la gestación, todas las partículas puras y luminosas que emana van a oponerse a la manifestación de las tendencias negativas. Al dar el germen, el padre aporta de alguna forma el esquema, el proyecto de lo que será el niño y la mujer, por la calidad de los materiales que aporta, tiene el poder de mejorar ese proyecto o dificultar su realización. Por eso el poder de la mujer en el embarazo es inmenso y ha sido descrito en todas las Tradiciones Espirituales desde la más remota antigüedad.

Se puede hacer mucho durante la etapa prenatal para sacar lo mejor del niño. El verdadero trabajo de la educación que significa “sacar del interior”, puede comenzar mucho antes del nacimiento e incluso antes de la concepción. Y esa preparación empieza por la educación de los padres antes de concebir un hijo, de esa forma podrán proporcionar al hijo genes físicos sanos, pero también genes emocionales sanos y genes mentales sanos. El trabajo de sanación durante la gestación es el más sublime porque afectará a las siguientes generaciones.

También debe recordarse que el Alma se encuentra a sí misma en un nuevo entorno al nacer y es sumergida en un cuerpo de carne que en principio es absolutamente extraño para ella. Esta soledad desaparece sólo gradualmente y puede ser una fuente de miedo y ansiedad. Por lo tanto es absolutamente necesario ofrecer condiciones agradables y armoniosas, para que el Alma tema lo menos posible. El Alma también se siente aprisionada a no ser que se tenga mucho cuidado de ella con conocimiento por parte de la pareja que concibe. “

UN PLAN PARA EL FUTURO DE LA HUMANIDAD

“La responsabilidad de la maternidad es compartida con los hombres y bajo esas condiciones veríamos como gradualmente tendríamos de nuevo un mundo de paz, de justicia, de libertad y de belleza. A través de esas “madres pioneras, de esas madres conscientes”, encarnarían niños a través de los cuales se manifestaría el Cielo.

Es necesario que las personas “con consciencia” comprendan la importancia del trabajo que hace la madre durante la gestación y el hecho de que una mujer instruida en las leyes de la galvanoplastia espiritual, rodeada de cuidados y afecto, sostenida por condiciones materiales apropiadas, protegidas por el Estado y apoyadas totalmente por su marido o compañero, puede contribuir notablemente a crear un mundo mejor.

Las mujeres deben tomar consciencia de los poderes que la Madre Naturaleza le ha otorgado y deben aprender a utilizarlos para el Bien Común. Los hombres a su vez deben tomar consciencia del “apoyo incondicional que deben prestar a las mujeres”. Y juntos, mujeres y hombres, podrán crear un mundo mejor, un mundo lleno de esperanza para el futuro. Demos los pasos pioneros en esa dirección, en una “educación prenatal holística.”

… Valentín, nos volveremos a encontrar para compartir, escuchar, y seguir aprendiendo… ¡magnífica tu exposición!

Recordar que han amenizado este Módulo nuestra querida Carmen Alonso cantando una hermosa “Nana” que compuso a su hijo cuando era pequeño…,  y Encarnación Casado, conocida cantante que hoy asiste a la clase y también se anima a cantar una bella Canción Angelical.

Muchas Gracias a las dos de corazón, y a todos/as formadores/as que ofrecen y dan todo lo que llevan dentro en cada enseñanza que nos dan, sin olvidar a todo el equipo de colaboradores  que hacen posible que este evento se lleve a cabo. Muchas Gracias.

Vivimos en un tiempo de obligada reflexión y necesitamos entender la necesidad de la conexión que existe en la Creación, todo nos representa y todo nos involucra, participemos todos/as en esta inclusión…

¡Felicidades Valentín!

Un abrazo,

Pilar Molero

Tu dirección no se hará publica. Required fields are marked *

*